Quiero que escribamos nuestra propia historia de amor

El cuaderno

No quiero seguir las tendencias, quiero que hagamos nuestra propia historia de amor. No quiero que las parejas que publiquen sus fotos en las redes sociales me presionen, cuando todo lo que publican es la parte feliz de su relación. No quiero que nos veamos obligados a publicar selfies sobre dónde fuimos a almorzar el otro día. No quiero que me etiqueten como #relationshipgoals solo porque todos somos sonrisas en nuestras fotos. No quiero hacer un cuento de hadas sobre nuestra relación, porque ambos sabemos que no es un cuento de hadas en absoluto.

Quiero que seamos diferentes al resto. Todos somos diferentes y todos experimentamos el amor de manera diferente. Algunos lo tienen mejor que otros. No creo en el amor a primera vista, pero sí creo en el amor. Quiero que seamos capaces de amarnos unos a otros sin que las expectativas de los demás se interpongan en nuestro camino. Quiero que nuestra singularidad sea un activo y no un pasivo para los dos.

Quiero que seamos privados. No quiero que se nos dé publicidad porque las relaciones son una calle privada y bidireccional. No quiero que nadie se interponga en nuestro camino y nos distraiga. No quiero que sepan siempre dónde estamos, porque no es de su incumbencia. No quiero que nuestros amigos de Facebook y seguidores de Instagram sepan que tuvimos un malentendido porque, sinceramente, a la mayoría de ellos no les importa.

Quiero que seamos los mejores amigos del otro. Quiero escuchar cómo fueron tus días cuando nos reunimos para cenar o almorzar después de no vernos por un tiempo. Quiero estar ahí para ti cuando estés triste, solo o enojado. Quiero que escuchemos los miedos, ansiedades y problemas de los demás. Seremos los primeros en conocer los logros y fracasos de los demás. Quiero que nos contamos historias sin descanso, sin miedo a ser juzgados, porque sabemos que no nos juzgaremos.

Quiero que nos elijamos el uno al otro en cada momento de vigilia que tengamos. No quiero que nos separemos solo por una montaña que partió de un grano de arena. Quiero que enfrentemos la lucha de frente, no para evitarlos a toda costa. Quiero que siempre elijamos amarnos, incluso en los días en que nos odiamos.



Quiero que seamos leales y fieles el uno al otro. Las tentaciones siempre estarán presentes, por lo que dependerá de nosotros lo que queramos hacer con ellas. Quiero que seamos capaces de controlar los impulsos de los demás, porque nos hicimos promesas. Quiero que podamos mantenernos comprometidos y ser fieles el uno al otro en un mundo lleno de mentiras.

No quiero ser conformista. Quiero que tengamos nuestra propia versión, nuestra historia única para contar a nuestros futuros hijos. Quiero que se sientan inspirados para tener sus relaciones a su manera y no solo se ajusten a lo que las redes sociales esperan de ellos. Quiero estar feliz de contarles cómo comenzó nuestra relación y cómo duró tanto tiempo. Quiero la mirada de sorpresa en sus rostros cuando nos preguntan cómo pudimos abrazarnos durante tanto tiempo. Quiero que se den cuenta de que escribiendo los suyos historia de amor es y será siempre mucho mejor que modelarlos según el modelo de otra persona.

Quiero que escribamos nuestra propia historia de amor y ser genuinamente felices al recordar estos recuerdos en los días en que ya somos viejos.